¿Por qué la caldera pierde agua?

Para disfrutar del mejor confort y comodidad en el hogar es indispensable que el sistema de calefacción y calentamiento de agua funcione de manera óptima. Una pérdida de agua en el circuito o la caldera hará que su funcionamiento no sea el adecuado y que la temperatura del ambiente o del agua no sea la adecuada.

Si has notado que sale agua de la caldera, es importante que descubras cuál es la causa para que puedas realizar la reparación necesaria. Una pérdida de agua tiene consecuencias negativas en un sistema de calefacción, pues disminuye el caudal de agua, reduce la eficiencia del sistema y crea humedades y otros problemas relacionados.

¿Cuáles son los principales motivos por los que pierde agua la caldera?

En un circuito de calefacción se utiliza el agua para transportar el calor hasta los radiadores, y estos producen el calor necesario para modificar la temperatura del ambiente. Si se producen pérdidas de agua en este tipo de instalaciones, su funcionamiento se verá mermado considerablemente, haciéndolos menos eficientes y rentables.

Veamos las principales razones por las que una caldera puede perder agua.

Caldera pierde agua por debajo

Si una caldera gotea agua o pierde agua por debajo, es probable que la llave de llenado esté mal cerrada. Comprobar la llave de llenado permitirá comprobar que no es la causante del goteo y pérdida de agua. En muchos casos, es posible que la llave de llenado esté cerrada, pero aun así exista goteo del agua, lo que indica que la propia llave está dañada (el mecanismo o las gomillas, por ejemplo). Puedes revisar este artículo donde hablamos sobre este problema en concreto: Abro la llave de llenado de la caldera y no sube la presión.

La válvula de seguridad de la caldera es otro de los puntos críticos en los que se puede generar una pérdida de agua. Detectar la pérdida de agua en esta válvula es importante para poder sustituirla y evitar que vaya a mayores (haciendo que la pérdida pueda llegar a ser muy grande).

Caldera pierde agua y presión

Si la presión de la caldera es muy baja, se puede producir una pérdida de agua en la misma. Por ejemplo, si la presión llega a ser de menos de 1 bar, quiere decir que la caldera está perdiendo agua y presión al mismo tiempo, evitando que la temperatura del agua se pueda regular de forma correcta y eficiente.

Vaso de expansión está roto

Es posible que la pérdida de agua se produzca por un goteo en la válvula de seguridad. En estos casos es probable que exista un problema con en el vaso de expansión y/o en el intercambiador de placas, por lo que será necesario llamar a un técnico cualificado para que pueda determinar exactamente cuál es el problema, y proceder a solucionarlo de manera eficiente.

Si se produce una avería en el vaso de expansión, la caldera gotea y se produce una pérdida importante de agua. Este vaso es el encargado de absorber el exceso de presión que se produce dentro del circuito cuando se calienta el agua. La membrana del vaso de expansión se puede dañar por este cambio de presión (se pica o agujerea) produciendo esa pérdida de agua. También te puede interesar bajar la presión de la caldera para controlar estas perdidas de agua de una forma más controlada.

También es posible que el vaso de expansión sea pequeño y no sea capaz de asumir todo el caudal de agua que se le proporciona, generando una pérdida de agua.

La reparación o sustitución del vaso de expansión puede ser muy costosa, normalmente porque se encuentra en la parte trasera de la caldera y hay que proceder a desmontarla por completo para ello. Además, el propio repuesto tiene un precio elevado que hace que su sustitución sea una reparación con un gran coste para el usuario.

Avería o problema externo

Es posible que la caldera pierda agua, pero el problema se deba a una avería fuera de la caldera o el circuito. Si la caldera gotea y la presión que ofrece el manómetro está dentro del intervalo normal (entre 1 y 2 bares), quiere decir que la avería es externa y probablemente se encuentre relacionada con el circuito de agua caliente sanitaria que suministra al sistema de calefacción.

Otras causas para pérdidas de agua

Son muchas las averías y problemas que pueden ocasionar que una caldera gotee y pierda agua. Además de las ya mencionadas, también se puede producir esta pérdida por los siguientes motivos:

  • El termostato está defectuoso.
  • Falta de un diafragma.
  • Mal ajuste del intercambiador de calor.
  • Mala calidad del agua o contenido de la misma, rico en hierro (corrosiva).
  • Conducto de ventilación insuficiente o defectuoso (no hay ventilación de aire).
  • Bomba averiada.

Si tu caldera gotea agua, lo primero que tienes que hacer es determinar cuál es la causa que lo produce. Entre las distintas alternativas que hemos comentado podrás buscar el motivo de por qué tu caldera gotea y así tomar las medidas necesarias para solventarlo (realizar la reparación tú mismo si es sencilla y está a tu alcance, o llamar a una empresa o técnico especializado que se encargue de todo).

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA