Caldera no funciona agua, pero sí calefacción

La caldera es ese electrodoméstico que usamos para calentar el agua cuando lo necesitamos y también para calentar nuestro hogar, siendo por tanto muy importante para el desarrollo de nuestro día a día. Pero, ¿qué sucede cuando en nuestra caldera no funciona agua, pero sí calefacción? Vamos a tratarlo.

Se trata de un tipo de avería que, sin duda, genera mucho desconcierto entre los usuarios porque el funcionamiento de la caldera es el adecuado en una de sus funciones, pero nos falla a la hora de calentar el agua.

Cuando esto sucede, por lo pronto, podemos descartar una serie de problemas como que la avería derive de la bomba de circulación (necesaria para que el agua caliente circule por el circuito de calefacción), o incluso del ventilador (que también tiene que estar a pleno rendimiento para que los radiadores calienten), aunque en este último caso puede haber alguna excepción.

Caldera arranca pero no sale agua caliente

Una vez descartados los problemas anteriores por haber comprobado que efectivamente nuestros radiadores emiten calor sin ningún tipo de problema, debemos centrarnos en averiguar qué es entonces lo que impide que nuestra caldera caliente el agua.

caldera no funciona agua pero si calefacción

Por el propio funcionamiento que tiene nuestra caldera, es relativamente sencillo saber si está arrancando cuando le pedimos que caliente el agua para que salga por nuestro grifo o nuestra ducha.

Lo único que tenemos que hacer es estar pendientes a las señales auditivas, pues en el momento en que el quemador arranca para calentar el agua, se emite un ruido que nos deja muy a las claras que, al menos, la caldera sabe y detecta lo que le estamos pidiendo. Esta información puede estar complementada en muchos modelos con un piloto que se enciende cuando se empieza a calentar el agua.

Las causas de este fallo pueden ser muy variadas, por ello vamos a tratar una serie de supuestos para que te encargues de averiguar cuál es el que más se asemeja a tu situación. Es muy importante, en cualquiera de los casos, fijarnos en la propia información que nos puede aportar la caldera.

Error de circulación de gases

Partimos de la base de que este error solo se puede producir en calderas estancas, es decir, aquellas que se encargan de realizar todo el proceso de combustión en una cámara que se encuentra herméticamente sellada.

A partir de aquí, nuestra caldera ha arrancado, nuestro grifo se encuentra abierto, pero no llega si quiera a encenderse el habitual piloto de la llama que nos avisa de que el agua se está calentando.

Si acudimos a nuestra caldera y observamos que se muestra algún error relacionado con la circulación de los gases es porque el propio equipo no puede asegurar la expulsión de los mismos al exterior, por lo que cesa su actividad por motivos de seguridad.

Esta situación es la excepción que antes comentamos que podía darse con el ventilador, que puede estar fallando. Aún así, como el sistema es más complejo, el fallo puede venir también derivado del tubo por el que circulan los gases, que puede verse obstruido, o de otros elementos como el presostato.

Fallo en el encendido automático

Las calderas que poseen la llamada tecnología de paso precisan de una serie de procesos que llevan al encendido automático. Si alguno de estos falla, no llegaremos a obtener el agua caliente que necesitamos.

Este encendido automático también es independiente de la calefacción de los radiadores, puesto que hay una válvula que puede permanecer en la situación de calefacción mientras que no reciba ninguna orden de calentar agua.

Llegados a este punto y para asegurarnos de que verdaderamente es un fallo con este sistema, tenemos que averiguar el estado en que se encuentra la tubería que parte de la llamada válvula de 3 vías, comprobando que esté fría. Debemos hacer lo propio con los radiadores, estando la calefacción apagada.

Si los radiadores están calientes mientras la calefacción permanece apagada y le estamos pidiendo a la caldera agua caliente, entonces el error no será del encendido automático sino de la válvula de 3 vías.

 Fallo en la tarjeta electrónica

Aunque el funcionamiento de las calderas de hoy en día no varía mucho de las de antaño, es cierto que cada vez cuentan con más componentes electrónicos que facilitan determinadas tareas.

La tarjeta electrónica es, de todos esos componentes, el de mayor importancia puesto que se encarga de dar las órdenes para que todo funcione de manera correcta. Por ello, un deterioro o fallo en ella puede hacer que procesos muy concretos como el de calentar agua no se activen, teniendo que acudir directamente a cambiarla para que se restablezcan todas las funciones.

En este artículo has podido leer algunos de los errores más frecuentes que nos hemos podido encontrar entre los usuarios. Toda esta información, sin embargo, debe ser complementada por la visita de un técnico que se encargue de apreciar de manera presencial el estado de tu caldera.

Cuando la caldera no funciona, pero sí calefacción hay muchas variantes que contemplar y por eso es estrictamente necesario acudir a profesionales que tengan experiencia en la reparación de este tipo de electrodomésticos. En Rapitecnic, podemos ayudarte con ello.

5/5 - (2 votos)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA