Abro la llave de llenado de la caldera y no sube la presión

Hay algunas situaciones en las que es necesario subir la presión de nuestra caldera para situarla en unos baremos normales, para lo que usamos la llave de llenado de nuestro equipo. Si te ha pasado que abro la llave de llenado de la caldera y no sube la presión, aquí te vamos a explicar los motivos por los que te ha podido suceder.

Llave de llenado caldera no funciona

Una caldera necesita una serie de cuidados para mantenerse en las mejores condiciones y que su funcionamiento no se vea resentido. Con la llegada del frío, hay veces en las que vemos un desajuste en la presión que nos obliga a intentar subirla para que la caldera pueda realizar sus labores con normalidad.

Es momento de recordar, que los valores de presión de la caldera se pueden consultar en el manómetro que viene incorporado en la misma. Se trata de ese elemento circular que está en la parte frontal de la caldera y que tiene unas agujas con las que marca la presión del equipo.

abro la llave de llenado de la calderas y no sube presion

Los valores que debemos tener como normales en nuestra caldera, mientras se encuentra en estado de reposo y sin actividad, deben oscilar entre 1,2 y 1,5 bar. Cuando la caldera está en pleno funcionamiento es normal que llegue incluso alcanzar los 2 bar. Normalmente en el propio manómetro se marcan en verde los valores ideales de presión.

¿Por qué la llave de llenado de la caldera no funciona?

La llave de llenado se encuentra en la parte inferior de la caldera, y la manera de activarla es tremendamente sencilla. Lo único que tenemos que hacer es girarla de izquierda a derecha para abrir el paso, por lo que para cerrarla haremos justo lo contrario.

Averiguar si verdaderamente estamos aumentando la presión en la caldera con el proceso de llenado es muy sencillo por dos motivos: porque tenemos que ver la aguja del manómetro subir y porque tenemos que escuchar un sonido muy característico que nos indica el paso del agua a través del equipo.

Por lo tanto, vamos a analizar cuáles son los problemas más frecuentes por los que no sube la presión cuando abrimos la llave de llenado.

Fuga de agua en el sistema de calefacción

En el primer supuesto que vamos a tratar, escuchamos como el agua transita por el interior de la caldera, pero no observamos que suba la presión de la misma. Lo más normal es que, en este caso, se trate de una fuga en el equipo.

Debemos revisar por completo nuestro sistema de calefacción, porque la fuga puede encontrarse en cualquier parte. Para conocer previamente la importancia de la misma, podemos fijarnos nuevamente en el manómetro, porque a menor valor de presión, mayor va a ser la fuga que tengamos.

Este tipo de fuga puede darse en piezas individuales, en juntas o, las más preocupantes, en la propia caldera. Las fugas en la caldera, que han de ser revisadas por técnicos especializados en la materia que puedan inspeccionar el interior del equipo, suelen apreciarse fácilmente porque la propia caldera genera un goteo muy visible.

Por lo tanto y si tienes que buscar el origen de la fuga, lo normal es que si fuese en la misma caldera ya te hubieses dado cuenta incluso antes de proceder a abrir la llave de llenado.

Avería en la llave de llenado

La llave de llenado es variable en función de la marca y el modelo de caldera que tengamos. Hay algunas que precisan incluso de un destornillador para poder abrirse, mientras que en la mayoría de modelos nos encontramos una manecilla o una rueda que nos permite su apertura casi como si se tratase de un grifo.

Con el paso de los años, lo que sí que hemos podido observar es un empeoramiento de los materiales con los que se fabrican estas llaves, siendo el plástico el más habitual en los modelos más recientes. Estos modelos están propiciando mayores problemas a los usuarios en forma de averías.

El principal problema en este sentido es que hay usuarios que fuerzan demasiado la maneta o la rueda, con la intención de cerrarla al máximo y que no permanezca abierta, rompiendo por completo el mecanismo de la misma. Si es tu caso, hay que proceder a sustituir el elemento para que vuelvan a estar habilitadas sus funciones.

Insistimos en que va a depender mucho del tipo de llave que tenga el fabricante en cuestión, porque hay algunos que incluyen, por ejemplo, un doble mango que nos permite extraer el más externo y seguir teniendo una opción de abrir la llave manualmente con el siguiente, pero son casos muy puntuales.

Una solución que cuenta con una gran aceptación por parte de los usuarios es la de poner una llave externa en la caldera de una mayor calidad, que nos permita poder tener la tranquilidad de contar con un doble mecanismo para abrirla o cerrarla cada vez que lo necesitemos.

Si lo que necesitamos es sustituir la llave actual por otra nueva para reparar el mecanismo, no olvidemos que la mejor opción posible es hacerlo siempre con repuestos oficiales de la marca de nuestra caldera.

⚠️ ¿Tiene problemas con su caldera? Caldera se apaga y se enciende 👈

Instalar recambios de dudosa calidad y de lo que conocemos como “marcas blancas”, que que no pertenecen a la de nuestro equipo, es una pésima solución que nos puede funcionar de forma temporal, pero que a la larga nos va a volver a generar problemas, que pueden llegar a afectar incluso a otros elementos.

En Rapitecnic, además de ser auténticos especialistas en la reparación de calderas por toda la provincia de Barcelona, tenemos la suerte de contar con repuestos oficiales de las principales marcas del mercado, incluida la de tu caldera. Así que, para cualquier sustitución, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Esperamos que nuestros consejos te hayan servido para averiguar qué sucede con la llave de llenado de tu caldera. Recuerda que, si abro la llave de llenado de la caldera y no sube la presión, la mejor opción es llamar directamente a un especialista para que sea quien haga el diagnóstico del problema.

5/5 - (3 votos)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA