Caldera pierde presión

Pocos elementos más importantes en una vivienda en invierno que una caldera, por todo lo que supone para nuestro bienestar. Por ello, si nuestra caldera pierde presión, es muy normal que nos preocupemos, aunque lo que tenemos que hacer es mantener la calma, encontrar el error y ponerle solución lo antes posible. Y en Rapitecnic te vamos a ayudar a ello.

Lo primero que tenemos que saber es cómo detectar si nuestra caldera pierde presión. Lo cierto es que, en las calderas más modernas, es tremendamente sencillo, ya que estos equipos tienen un sistema electrónico que detecta la pérdida de presión y hace que, inmediatamente, la propia caldera bloquee el funcionamiento y nos muestre el error que se ha producido.

Cuando hablamos de calderas que no disponen de este moderno equipamiento, lo más sencillo es recurrir al manómetro encargado de medir la presión, aunque es un elemento que obviamente tenemos que saber interpretar y comparar con valores anteriores para saber cuáles son los normales.

De una forma o de otra, estamos ante un problema que tenemos que solucionar si queremos que nuestra caldera vuelva a funcionar, por lo que vamos a tratar las situaciones más comunes para ver cuál es la que se identifica más con tu caso.

Caldera pierde agua y presión

Uno de los síntomas más evidentes que nos hace darnos cuenta de que algo no va bien en nuestra caldera es que ésta pierde agua. En primer lugar, debemos encargarnos de ver por qué zonas está saliendo esa agua.

Si se está filtrando por piezas concretas, lo normal es que se trate simplemente de una fuga debido al deterioro de las mismas, algo a lo que respondería de forma lógica la pérdida de presión. La solución es, simplemente, que nos encarguemos de el reemplazo de esa pieza defectuosa.

caldera pierde presión

En el caso de que la pérdida de agua venga de algún punto que une diferentes piezas, nuevamente tenemos un problema similar. Las juntas que se encargan de estas uniones suelen verse afectadas por el paso del tiempo y es habitual que puedan dar problemas de este tipo.

La última situación ante la que podemos encontrarnos es un goteo que se produce justo debajo de nuestro equipo. Eso nos indica que está saliendo agua a través de la válvula de seguridad.

Jairo Rodríguez

Consejo del experto:

Asegúrese que la válvula de presión está correctamente cerrada y su caldera no pierde agua. Pueden ocasionarse fugas de presión a través de la llave reguladora.

Esta válvula, como su propio nombre indica, tiene un objetivo muy importante que es el de aliviar la presión del interior de la caldera en caso de que sea necesario para evitar males mayores.

Es entonces momento para que acudamos al manómetro antes mencionado, para comprobar qué nos está marcando la aguja del mismo. Los valores normales que debe tener una caldera que está trabajando correctamente están entre 1 y 2 bares.

Si no estamos ante ellos y al ser ya elementos internos los que pueden estar produciendo dicho error, lo más recomendable es que llamemos directamente a un técnico para que se encargue de dar un diagnóstico preciso de la avería, aportando la solución adecuada para la misma.

Mi caldera pierde presión poco a poco

Llegados a este punto es importante comentar que en la amplísima mayoría de los casos en los que se produce una pérdida de presión por parte de nuestra caldera, es porque hay una fuga de agua existente, por mucho que nosotros no seamos capaces de localizarla. Solo un 1% de los casos responden a pérdidas de presión sin pérdida de agua.

La velocidad de esta pérdida de presión es la que nos da una idea aproximada de la importancia que tiene la fuga de la que estamos hablando. Es decir, si la presión se pierde rápidamente, la fuga es más que notable, mientras que, si se pierde de manera casi imperceptible, es que estamos ante una fuga que podríamos calificar como pequeña.

Sin embargo, que la fuga sea pequeña y permita el funcionamiento de nuestro equipo no significa que debamos dejarla de lado, porque con el paso del tiempo puede irse agravando el problema y que el gasto sea mucho mayor para nuestros intereses, al verse implicados otros elementos que inicialmente pueden no estar dañados.

Cómo solucionar pérdida presión en caldera

Como habrás podido comprobar a lo largo de este artículo, existen varias posibles causas que estén motivando la pérdida de presión de tu caldera. Por lo tanto, las soluciones también van a ser muy diversas.

Cuando se ven piezas implicadas en la fuga de agua, la solución es muy sencilla, puesto que solo hay que llegar al reemplazo de las mismas. Sin embargo, lo más recomendable es contar con repuestos oficiales de la marca, puesto que son los únicos que nos van a garantizar una aceptación total por parte de nuestra caldera.

También te puede interesar: ¿Cómo bajar la presión de la caldera?

Por ello es recomendable que un profesional se encargue de ello, al igual que cuando se trata de arreglar juntas, porque cualquier mínimo error por nuestra parte, tanto a la hora de localizar la fuga como a la hora de taparla, puede significar que la avería siga viva. Y ya sabemos que una pequeña fuga activa puede derivar en problemas más importantes a largo plazo.

Si la fuga se produce en el sistema interno de la propia calefacción de nuestra caldera, lo más inteligente es que contactemos con el servicio técnico para que se ocupe de resolver la incidencia, dada la complejidad de la misma.

En Rapitecnic tenemos una experiencia de más de dos décadas en la solución de problemas de todo tipo relacionados con las calderas. Así que si necesitas saber por qué tu caldera pierde presión, contacta con nosotros y te ayudaremos de la forma más rápida.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA