¿Por qué el lavavajillas no enciende?

Las tan temidas averías son un mal que nos perturba y aparece cuando menos lo esperamos. Normalmente, podemos tener una idea más o menos aproximada del posible fallo que tiene nuestro electrodoméstico, pero cuando ni siquiera arranca es mucho más difícil saberlo. Sin embargo, vamos a tratar de averiguar por qué el lavavajillas no enciende.

Empezaremos por comentar que las causas en este sentido suelen ser muy diversas, ya que puede ser tanto que estemos ante un problema que tenga que ver con la parte eléctrica del dispositivo como otras pequeñas situaciones que podemos solucionar por nuestros propios medios.

Lavavajillas hace ruido pero no enciende

Uno de los primeros supuestos que nos podemos encontrar es que el lavavajillas haga ruido aunque no encienda. Lo primero que te recomendamos desde Rapitecnic, es que te encargues de realizar alguna que otra comprobación básica, que puede ahorrarte mayores preocupaciones posteriores.

lavavajillas no enciende

Por ejemplo, puede ser que la causa de ello se encuentre en el filtro de la manguera de desagüe o incluso en la misma manguera, siendo la buena noticia que tú mismo puedes tratar de solucionarlo.

Ambos elementos se encuentran en la parte trasera de tu lavavajillas, por lo que deberás retirarlo, lógicamente desenchufando el electrodoméstico, y asegurarte de que no se dan ninguna de estas dos circunstancias:

  • La manguera de desagüe se encuentra doblada. Puede resultar común que la manguera, al estar prisionera entre la pared y el electrodoméstico, haya adquirido una doblez en su forma que impida que corra bien el agua por su interior. Hay que tratar de asegurarse de que se encuentra en una posición que permita que el agua fluya con normalidad.
  • El filtro de la manguera de desagüe está atascado u obstruido. Es, sin duda, otra de las causas que más se repiten. Y es que resulta bastante lógico que el filtro, con el paso de los años, vaya acumulando residuos que mermen su funcionalidad. Por ello, además de limpiarlo, puede llegar a ser recomendable incluso cambiar la pieza cada cierto tiempo.

Si ninguna de estás dos posibilidades, que son bastante sencillas de comprobar y solucionar, son las culpables de que el lavavajillas no encienda, podemos pasar a valorar otro tipo de situaciones.

En primer lugar, podemos empezar por fijarnos en esos ruidos que hemos estado percibiendo. Hay que decir que no todos los ruidos que genere nuestro electrodoméstico deben ser malos o causa directa de un mal funcionamiento, por lo que no debemos alarmarnos en exceso por ello.

Ruidos agudos, similares a los que se producen cuando silbamos, son totalmente habituales en un lavavajillas. Por el contrario, si escuchamos un sonido que nos recuerda más a algún tipo de golpe, debemos encargarnos de comprobar que la carga de nuestro lavavajillas está bien distribuida, porque puede que su mala colocación sea la que impida que se produzca el proceso de lavado.

Lavavajillas enciende pero no arranca

Otra de las posibilidades que nos podemos encontrar es que el lavavajillas no arranca, aunque sí llegue a encenderse. Desde nuestra empresa, a partir de este momento, recomendamos que para un mejor diagnóstico y para asegurarnos de que nuestro electrodoméstico se repare correctamente, se contacte de forma directa con un técnico especialista en reparación de lavavajillas, como los que tenemos en Rapitecnic.

Y decimos esto, porque tras haber realizado las comprobaciones anteriores que tienen que ver con el paso del agua en nuestro electrodoméstico, tenemos que ponernos ante otros supuestos más complejos.

En este caso y entendiendo que el dispositivo se enciende con normalidad pero que lo que no llega a hacer es desarrollar su función principal de lavado, podemos estar ante un problema con el fusible que nuestro lavavajillas tiene en su instalación eléctrica.

Si en el lavavajillas no se enciende ninguna luz podemos estar ante un buen indicio de este hecho, puesto que las luces tienen una vinculación directa tanto con el fusible como con el enchufe.

Los fusibles, también con el paso del tiempo, pueden llegar a estropearse, siendo necesario un cambio. Este tipo de comprobaciones resultan ya algo más complejas que las que tratamos más arriba por lo que, ante este supuesto, es altamente recomendable solicitar la ayuda de un técnico que determine si el problema viene por este motivo.

Un último intento que podemos realizar por nuestros medios antes de confirmar que se trata de un problema de la alimentación eléctrica, es resetear nuestro lavavajillas. En lenguaje más informático, esto lo que va a hacer es llevar a cabo un formateo de nuestro equipo.

⚠️ Otro problema que podría tener su lavavajillas: ¿Por qué el lavavajillas no calienta el agua? 👈

Lo único que tenemos que hacer es pulsar el botón definido para resetear, que variará según el fabricante pero que normalmente suele ser el mismo que de inicio, y el lavavajillas volverá a su estado predefinido de fábrica. Si después de reiniciar nuestro electrodoméstico todo sigue igual, lo mejor que podemos hacer es ponernos en contacto con especialistas.

En Rapitecnic llevamos más de 20 años siendo el mejor servicio técnico de reparación de lavavajillas en la provincia de Barcelona. Llámanos por teléfono y encontraremos la solución a los problemas que estás teniendo en un tiempo récord.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA