¿Por qué el lavavajillas no coge agua?

Cuando tu lavavajillas no coge agua es porque el mismo electrodoméstico te está avisando de que algo en su funcionamiento no es del todo correcto. Por ello, vamos a tratar de apuntar algunas de las causas más posibles de este problema.

Desde Rapitecnic, aunque algunas de las comprobaciones que te vamos a comentar las puedas realizar por ti mismo, recomendamos siempre contactar con especialistas en la materia que aseguren la vuelta del electrodoméstico a su estado original.

Nuestra empresa está disponible las 24 horas del día para atender tus necesidades en toda la provincia de Barcelona, así que puedes llamarnos cuando lo necesites para que acudamos en tu ayuda.

¿Por qué no entra agua en el lavavajillas?

Si no entra agua en el lavavajillas, lógicamente, no se inicia su función principal que es la del ciclo de lavado. Por ello lo primero que debemos hacer para encontrar el foco del problema es apreciar si nuestro electrodoméstico nos da algún tipo de información sobre el error que le impide coger agua.

lavavajillas no coge agua

En caso de no obtener información alguna, lo que vamos a hacer es ir descartando posibilidades hasta dar con el problema definitivo.

Filtro de entrada obstruido

Estamos ante una de las averías más comunes y que se produce de forma más habitual, porque este tipo de filtros precisan de un mantenimiento que los vaya limpiando para evitar su atoramiento.

Para comprobar si el problema viene de este filtro, debemos cerrar el paso de agua al que está conectado nuestro lavavajillas y, posteriormente, desconectar la manguera por la parte que está unida al filtro.

Antes de proceder a limpiarlo, ponemos la manguera apuntando hacia un cubo y abrimos el paso del agua para comprobar si sale correctamente. En caso afirmativo, solo tenemos que inspeccionar el filtro y limpiarlo a fondo para evitar que se produzca la obstrucción.

Manguera de recirculación obstruida

El filtro de entrada de agua no es lo único que puede estar obstruido. La manguera de recirculación, que es el elemento que va desde la base plástica que hay en la zona baja de la cuba de acero hasta la base en la que se encuentra el presostato, también puede verse afectada por esta causa en ocasiones.

Esto se debe fundamentalmente a las famosas pequeñas piedras de cal que se forman con el paso de los lavados y que, a la larga, pueden generar este tipo de problemas. Para su revisión bastará con que filtremos un poco de agua por la manguera para ver si llega hasta el otro extremo o no.

Problemas con el caudalímetro

Uno de los elementos que más importancia tienen en relación con el agua en nuestro lavavajillas es el caudalímetro, que como se puede sobreentender por su propio nombre, es el encargado de controlar la cantidad de agua que entra en nuestro electrodoméstico, transmitiendo toda la información al módulo electrónico.

Por ello una avería relacionada con esta pieza hará que cuando iniciemos nuestro lavavajillas, este se llene y se vacíe de forma indefinida, sin dar comienzo el ciclo de lavado en ningún momento.

El caudalímetro es una pieza que varía según la marca de nuestro lavavajillas, pudiendo tener forma cilíndrica o de molinillo. Lo más habitual, cuando se confirma que el problema viene por este elemento, es proceder a cambiarlo por otro nuevo, para restaurar así su funcionamiento.

Problema de corriente en la electroválvula

Cuando hablamos de problemas relacionados con la electroválvula siempre es recomendable acudir directamente a un técnico que nos va a poder aportar la mejor de las soluciones, ya que hablamos de una pieza de difícil acceso y para la que vamos a necesitar herramientas muy específicas.

Las electroválvulas suelen dar problemas con el tiempo. Pueden llegar a romperse porque se quemen sus propias bobinas o incluso por culpa de cal, que es uno de los grandes enemigos de las piezas de nuestro lavavajillas.
Para comprobar si llega o no la corriente a la electroválvula hay que desenchufar el electrodoméstico y, con la ayuda de un multímetro, medir la tensión que llega hasta la pieza conectando las puntas del aparato con los conectores de la electroválvula.

Posteriormente, habrá que volver a enchufar el lavavajillas y, tras programar un ciclo de lavado simple, podremos comprobar si realmente llega corriente o no a la pieza de la que estamos hablando.

Manguera de entrada de agua obstruida

Otra de las opciones que se puede dar es que nuestra manguera de entrada de agua esté obstruida, como vimos anteriormente con la de recirculación o con el propio filtro de entrada.
Una de las causas más simples es que esté doblada, algo que visualmente ya debería llamarnos la atención y que sería de las mejores noticias para nosotros, porque la solución es tan sencilla como volver a ponerla en su posición correcta.

También puede darse el caso de que, al empujar el lavavajillas hasta el fondo, esta haya quedado apretada hasta el punto de no dejar pasar el agua. En este caso, al retirar nuestro lavavajillas no apreciaremos nada porque la manguera volverá a estar liberada, pero podemos activar el lavado para comprobar si, con el electrodoméstico apartado de la pared, su funcionamiento es correcto.

Si no es ninguna de las dos opciones y tampoco hablamos de un problema con el filtro que ya revisamos anteriormente, tenemos que descartar esta posibilidad.

⚠️ ¿Tu lavavajillas no calienta el agua? ¿Por qué no calienta el agua el lavavajillas? 👈

¿Aún no has encontrado la causa de por qué tu lavavajillas no coge agua? Llámanos por teléfono y solucionaremos tu problema. En Rapitecnic contamos con una experiencia de más de 20 años en el sector y conocemos a la perfección el funcionamiento de tu electrodoméstico.

Nuestros técnicos especialistas acudirán a tu vivienda en menos de 24 horas para que puedas tener tu lavavajillas en perfecto estado en un tiempo récord.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA