Vitrocerámica enciende, pero no calienta

La vitrocerámica se ha convertido en un elemento clave dentro de cualquier cocina. Gracias a este electrodoméstico podemos guisar deliciosos platos con gran comodidad y rapidez, con el mínimo esfuerzo. Debido a su uso frecuente, a las altas temperaturas que soporta cuando está funcionando y a lo delicada que es su superficie frente a las rayaduras o golpes, es muy habitual que le surjan distintas averías como que la vitrocerámica enciende, pero no calienta.

Ya que es un electrodoméstico muy complejo, ante una incidencia, la mejor opción es ponerse en contacto con un servicio técnico especializado que ofrezca garantías en la reparación. El profesional evaluará con esmero el estado general de la placa y determinará con acierto la causa del problema.

vitrocerámica enciende pero no calienta

Los motivos que pueden explicar por qué nuestra vitrocerámica enciende, pero no calienta, pueden ser muy diversos. El origen y la envergadura de la avería van a condicionar qué tipo de reparación hay que llevar a cabo para solucionarla y va a justificar su coste.

Error de la placa electrónica

En ocasiones, cuando nuestra vitrocerámica enciende, pero no calienta, el problema radica en la falta de corriente en los fuegos, lo que nos indica que la avería está en la placa de control.

Esta incidencia puede deberse al daño de algún componente de la placa electrónica. Es posible que se hayan quemado o se hayan soltado los relés, que estén deterioradas las conexiones de los quemadores o que se encuentre dañado otro elemento de la placa electrónica. En cualquier caso, es fundamental detectar de qué pieza se trata para poder sustituirla por una nueva.

Error en el conmutador

Cuando el conmutador o el selector de posiciones se mueve de su sitio, ocasiona también que la vitrocerámica se enciende, pero no calienta. Por mucho que manipulemos, no conseguimos controlar el aparato.

Esta avería tiene una sencilla solución, que consiste en reemplazar la pieza por otra nueva que sea compatible con nuestro electrodoméstico.

Error en el fuego

Si detectamos que en nuestra vitrocerámica es solo uno el fuego que se enciende, pero no calienta, mientras los demás funcionan correctamente, es seguro que el problema está localizado exclusivamente en ese quemador particular.

Para comprobarlo hay que abrir la placa y extraer el fuego que notamos que no funciona bien y revisar el aspecto y funcionalidad del termostato y de la resistencia.

A veces, el termostato acumula hollín, lo que impide que haga contacto. Para solucionarlo, basta con lijar cuidadosamente la capa adherida y volverá a funcionar. En otras ocasiones, percibimos que es la resistencia la que no se pone de color rojo, esto se debe a que el hilo está roto o deteriorado. En este caso es preciso cambiar la resistencia.

Error en el circuito eléctrico

Ante la situación de una vitrocerámica que enciende, pero no calienta, siempre es recomendable hacer un chequeo del circuito eléctrico porque es frecuente encontrar que el enchufe se ha dañado o hay una clema en mal estado.

Cuando surja una avería en tu vitrocerámica, acude a un servicio técnico de vitrocerámicas de calidad que garantice larga vida a tu electrodoméstico y una reparación rápida, segura y eficaz.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA