Placa de inducción parpadea

Las placas de inducción son una de las grandes revoluciones que han surgido en los electrodomésticos de cocina y que, sin duda, ha venido a quedarse. Pero la mayoría de los usuarios aún no están acostumbrados a enfrentarse a los problemas que pueden dar. Así que, si tu placa de inducción parpadea, quédate, porque te vamos a contar el motivo.

Como hemos dicho las placas de inducción han generado una enorme expectación y cada vez son más comunes en los hogares, porque tienen una mayor eficacia a la hora de transmitir el calor directamente a nuestras sartenes y ollas, siendo además más seguras que las vitrocerámicas de toda la vida.

¿Por qué motivo la placa de inducción parpadea y pita?

Entrando plenamente en materia, otra de las ventajas fundamentales que nos ofrecen las placas de inducción es que es mucho más sencillo detectar cuando las cosas no funcionan de la manera correcta, ya que va a ser nuestra propia vitrocerámica la que nos avise mediante señales visuales y auditivas.

placa de inducción parpadea

Pero que una cosa no funcione de manera correcta no significa que estemos ante una avería, sino que igual es nuestra forma de proceder la que no está siendo la adecuada y nuestra cocina de inducción no hace más que lo correcto, que es avisarnos de ello.

Por eso, a continuación vamos a tratar algunas de las causas más comunes por las que nuestra placa de inducción puede parpadear y pitar.

Tamaño del recipiente o sartén

Como hemos recalcado antes, es muy probable que cometamos sin saberlo algún tipo de error básico por nuestra parte. Uno de los más repetidos es que utilicemos un recipiente que tenga un diámetro menor al que posee la zona de la placa en la que lo hemos situado.

Lo único que tenemos que hacer es comprobar este hecho y observar bien cuál es la zona correcta para la sartén u olla que hemos decidido usar en nuestro cocinado.

Recipiente o sartén inadecuado

Conviene recordar que el funcionamiento de nuestra cocina de inducción se debe a campos electromagnéticos, que son los que transmiten el calor hasta el recipiente o sartén de forma directa. Es decir, no estamos hablando de que el calor, como en las vitrocerámicas convencionales, se transmita a través de una resistencia.

Este hecho hace que sea de gran importancia que la olla o sartén que vayamos a utilizar tenga una base ferromagnética, que es la que le va a posibilitar recibir el calor por parte de la cocina. De lo contrario, es absolutamente normal que nuestra placa de inducción parpadee ya que es la forma que tiene de avisarnos de que no puede hacer su trabajo.

Placa de inducción parpadea y no calienta la zona

Otro de los errores básicos que podemos cometer sin darnos cuenta es que hayamos querido activar una zona, pero sin querer hayamos activado otra. Esto, en las vitrocerámicas antiguas habría sido un problema, pero con las placas de inducción no.

Y es que en las ‘vitros’ de toda la vida, podías encender una zona sin que hubiese recipiente alguno encima, con el peligro que ello conllevaba porque podía generar un incendio. Sin embargo, las cocinas de inducción solo calientan si detectan el sistema ferromagnético de la base de nuestro recipiente, así que ahí puede radicar nuestro fallo.

Placa de inducción pita

Esto ya no es un problema exclusivo de las placas de inducción y, seguramente, a más de una persona le puede sonar por haberle sucedido con una vitrocerámica de la anterior generación.

Normalmente, cuando nuestra cocina de inducción genera una señal auditiva es porque nos está pidiendo que limpiemos la zona de control de la misma que, al ser táctil, puede haberse visto alterada por esos típicos residuos de alimentos que quedan cuando cocinamos.

Fácil, ¿verdad? Aún así, si aún no has dado con el motivo por el que tu placa de inducción parpadea, puedes llamarnos por teléfono para que nuestro servicio técnico de reparación de vitrocerámicas te atienda y te de las pautas adecuadas para tu caso.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA