¿Por qué el lavavajillas no seca?

Si tu lavavajillas no seca y estás harto de buscar información al respecto sin encontrar nada que pueda ayudarte, en Rapitecnic te vamos a dar la solución. Porque en muchos casos, pequeñas acciones por nuestra parte pueden poner fin al problema sin requerir de la ayuda de un técnico profesional.

¿Cuáles son los principales motivos por los que el lavavajillas no seca bien?

Sería interesante empezar comentando algunos matices que debemos tener en consideración, para no achacar al lavavajillas un problema que puede ser incluso inexistente.

Y es que, por ejemplo, hay que saber que determinados materiales, sobre todo los plásticos, por su propia condición, no van a llegar a secarse del todo en nuestro electrodoméstico.

La explicación la encontramos en que, en este tipo de materiales, el agua en vez de evaporarse se condensa. Por esta razón nos encontramos como el elemento líquido está presente en nuestros tuppers o utensilios de plástico después de un proceso de lavado.

lavavajillas no seca

Si nuestro problema va más allá de lo que le pueda suceder a materiales del tipo que hemos comentado y lo apreciamos también en el resto de la vajilla, puede deberse a alguna de las causas que vamos a comentar a continuación.

Incorrecta elección del programa de lavado

No podemos pedirle a un programa corto que nos seque la vajilla. Precisamente la diferencia entre los programas cortos y los largos, es que en los primeros se prescinde de ciertas etapas del proceso.

Aunque no en todos los dispositivos se prescinde por completo del programa de secado, en programas cortos, como mínimo, se baja la duración de esta fase, por lo que es totalmente normal que puedas encontrar tus platos y utensilios de cocina algo húmedos.

Utilizar un buen abrillantador

Siempre es recomendable utilizar abrillantador en cada proceso de nuestro lavavajillas, porque su aplicación va a hacer que esa humedad presente en nuestra vajilla desaparezca mucho antes. Pero aún más importante, es que ese abrillantador sea de calidad. De poco nos sirve usar este tipo de productos si son de marcas de escasa fiabilidad, con las que nos va a ser complicado conseguir apreciar resultados.

Incorrecta ventilación del lavavajillas

Una de las prácticas que más aconsejamos a los usuarios es que cuando nuestro lavavajillas termine de realizar su trabajo, abran la puerta del mismo para dejar que el vapor del interior salga.

De esta manera vamos a conseguir que nuestra vajilla, al entrar en contacto con la temperatura de nuestra cocina, evite condensar ese vapor que acaba generando humedad, secándose de forma automática.

Resistencias

Si nada de lo tratado anteriormente nos ha terminado de funcionar, debemos empezar a pensar en que podemos estar ante alguna avería en nuestro electrodoméstico. En lo que respecta a la resistencia, se trata de una pieza de vital importancia, puesto que es la encargada de generar el calor en el interior de nuestro lavavajillas durante todo el proceso de lavado.

Las resistencias suelen deteriorarse con el paso de los años, pero sobre todo con el uso que le demos a nuestro aparato. Como usuario, puedes comprobar si la suciedad que pueda haber acaparado tiene que ver con ese mal rendimiento o incluso si se ha quemado.

Si tenemos indicios de esta última opción, lo ideal es llamar a un técnico para que pueda confirmar el problema y sobre todo determinar si este ha venido derivado de otra circunstancia que desconozcamos.

Obstrucción de los ventiladores

Si la resistencia juega un papel importante en el funcionamiento de nuestro electrodoméstico, los ventiladores hacen lo propio, sobre todo, durante el proceso de secado de nuestra vajilla. Este elemento, que contribuye también a que durante el lavado se pueda reducir la temperatura cuando sea necesario, no suele ser muy propenso a averiarse, pero puede verse afectado por otras situaciones.

Se suele ubicar en la misma puerta del electrodoméstico y una de las cosas que puede derivar en un mal funcionamiento del ventilador es que este se encuentre obstruido por la suciedad que pueda haber en la rejilla que lo protege.

En nuestra mano está comprobar el estado de limpieza de la misma, así como llevar un buen mantenimiento del lavavajillas en este sentido de la forma más regular posible, para no llevarnos sustos posteriores. Si tu lavavajillas no seca aún y sigues teniendo el mismo problema, ponte en contacto con los mejores profesionales en la reparación de lavavajillas de toda la provincia de Barcelona. En Rapitecnic te atenderemos de inmediato para tratar de resolver la situación.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA