¿Por qué el lavavajillas hace ruido pero no funciona?

Seguramente estás aquí por haberte percatado de que tu lavavajillas no funciona a pesar de que parecía estar trabajando como habitualmente. Eso te hará preguntarte por qué el lavavajillas hace ruido, pero no funciona, así que vamos a tratar de darte la respuesta que necesitas.

Lo normal es que te hayas dado cuenta del problema que tiene tu electrodoméstico de forma posterior al lavado, cuando has abierto el equipo y te has encontrado con que toda la vajilla está igual de sucia que cuando la metiste.

Dicho esto, lo primero que tienes que hacer es no entrar en pánico porque en la mayoría de las ocasiones podemos resolver este problema de forma sencilla y sin la necesidad de llamar a un técnico.

Eso sí, en el caso de que las comprobaciones que vamos a hacer no nos sirvan, sí que tenemos que llamar a especialistas para que vengan a revisar el equipo porque el problema puede ser más grave de lo que pensábamos en un primer momento, así que valora esta posibilidad igualmente.

Lavavajillas no funciona pero hace ruido

En primer lugar, convendría matizar que el ruido es algo que podríamos calificar como positivo. No podemos medir la intensidad del ruido que está generando tu equipo para determinar si es para alarmarse o no, pero, por norma general, cuando hay algo de ruido es porque el electrodoméstico está trabajando con normalidad.

lavavajillas hace ruido pero no funciona

En caso de que el ruido sea exageradamente molesto, no sería la primera vez que nos hemos encontrado con que uno de los utensilios de cocina que ha introducido el usuario en el lavavajillas está entorpeciendo a las aspas de la parte inferior, impidiendo su correcto movimiento y chocando permanentemente con ellas.

De ahí que los técnicos insistamos tanto en la importancia de una buena colocación de la vajilla. De hecho, no solo es importante colocar bien todos los elementos que introducimos, sino también revisar que la propia cesta esté bien nivelada, porque de lo contrario y en según qué equipos, podría estorbar a los conductos del electrodoméstico.

Entrando un poco más en materia, tenemos que decir que lo más habitual cuando el lavavajillas no funciona, pero hace ruido es que el problema venga derivado o bien del sistema que se encarga de nutrir de agua al electrodoméstico, o bien de una obstrucción en los filtros.

Manguera de entrada de agua doblada

Esta primera opción daría respuesta a que nuestros platos y cubiertos siguiesen sucios pese a haberse completado de forma aparentemente normal el ciclo de lavado. Tengamos en cuenta que, con la sola presencia del agua, esa suciedad debería estar en el fondo del lavavajillas.

Para comprobar si estamos en lo cierto y el problema viene por la falta de entrada de agua en el equipo, debemos desenchufar el mismo y retirarlo, para poder revisar la goma de entrada.

Esta goma, al estar en la parte trasera del equipo y aprisionada contra la pared, puede quedarse doblada, impidiendo de esta forma que el agua tenga un tránsito normal por el circuito hasta llegar al interior del lavavajillas.

Es por ello que debemos tratar de conseguir que permanezca siempre en una postura natural, si no queremos llevarnos este tipo de sustos. Al ser mangueras bastante largas y tener un tamaño considerable, puede ser normal que esto nos suceda alguna vez, aunque en el momento de la instalación del equipo estuviesen bien colocadas.

Filtro de salida obstruido

La otra opción que se suele repetir en los usuarios y que también podemos tratar de verificar nosotros mismos es que el filtro se encuentre obstruido. En el caso de que sí que lo esté, aunque el agua haya hecho su aparición en el proceso de lavado, la suciedad seguiría acumulada en el interior del equipo.

Para revisar el estado de nuestro filtro lo primero que debemos hacer, nuevamente, es desenchufar el equipo, porque es probable que nos encontremos con algo de agua atascada en el interior y no podemos olvidar que estamos manipulando un equipo eléctrico.

A continuación, abrimos la puerta del electrodoméstico y accedemos a su interior, del que deberemos retirar la cesta inferior que usamos para colocar la vajilla, puesto que el filtro se encuentra justo debajo de la misma. Ahora sí, procedemos a retirar el filtro.

Una vez que lo retiremos sabremos muy pronto si efectivamente existe una obstrucción o no, puesto que en caso afirmativo debe haber una acumulación importante de agua.

Para desatascarlo deberemos ayudarnos de una esponja y un cubo. Con la esponja iremos absorbiendo el agua que nos impide inspeccionar todo el conducto. Cuando nos hayamos desecho de todo el agua, debemos abrir la tapa de la bomba, que consta de una pequeña pestaña que debemos retirar.

A partir de aquí y con la ayuda de unos guantes, para protegernos en caso de que pueda haber cristales u otros objetos extraños, vamos retirando toda esa suciedad responsable del tapón que se ha generado en el filtro.

Esperamos que con estos dos consejos hayas encontrado la solución al problema que presentaba tu lavavajillas. De no ser así, hablamos con total seguridad de un problema bastante más técnico y que va a requerir de la presencia de un profesional que inspeccione más a fondo el equipo.

Si necesitas la ayuda de un especialista para determinar por qué el lavavajillas hace ruido pero no funciona, puedes llamarnos por teléfono. En nuestra empresa te brindaremos la atención más rápida de toda la provincia y solucionaremos tu problema en un tiempo récord.

Votar este contenido post

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA