Lavadora no desagua

Si estás aquí es porque has descubierto al finalizar uno de tus ciclos de lavado que la lavadora no desagua, y obviamente te has preocupado porque es una circunstancia nada agradable que, por lo pronto, va a hacer que tengas que lavar tu ropa de nuevo.

Pero lo primordial es entender por qué se ha podido producir este error, que no tiene por qué ser una avería, y tratar de ponerle la solución más certera para que no se vuelva a producir y que nuestro electrodoméstico siga funcionando como hasta ahora.

La buena noticia es que la mayoría de las veces se queda en un simple susto y con una serie de tareas que corresponden más al mantenimiento del propio equipo podemos desbloquear la situación, aunque también puede ser que nos encontremos ante una avería derivada del fallo de alguna de las piezas.

En cualquiera de los dos casos y si no lo ves claro al terminar de leer nuestro artículo, lo mejor que puedes hacer es contactar con el servicio técnico especializado en la reparación de lavadoras para que inspeccionen a fondo tu lavadora. Seguro que los técnicos profesionales son capaces de encontrar el problema rápidamente y sin molestias para ti.

¿Por qué motivos la lavadora no desagua?

Como hemos comentado anteriormente, este tipo de situaciones se producen mucho entre los usuarios, respondiendo en la mayoría de las ocasiones a pequeños fallos que pueden solucionar ellos mismos.

Lo primero que tenemos que hacer, obviamente, es desaguar el interior para poder inspeccionar tranquilamente el electrodoméstico. Para ello desenchufamos el equipo y sacamos la ropa, que deberemos escurrir para que no se impregnen el mal olor y la suciedad derivada del agua que se ha utilizado para el lavado.

lavadora no desagua

Colocamos una toalla en el suelo y nos dirigimos hacia la tapa del filtro, que está en el frontal de la lavadora, en una de las esquinas inferiores. Ahí desenroscamos el tapón correspondiente a la manguera de drenaje y dejamos que el agua del interior vaya saliendo hacia fuera, ayudándonos de un pequeño cubo o barreño.

Una vez que hayamos conseguido desaguar el equipo, debemos dirigir inmediatamente nuestra mirada hacia el filtro, que suele ser el principal causante de este tipo de problemas y que se encuentra justo al lado de la pequeña manguera que acabamos de usar.

Desenroscamos y lo sacamos para comprobar su estado. Si no hemos realizado un mantenimiento del filtro nunca o en un periodo prolongado de tiempo, lo normal es que nos encontremos una gran cantidad de pelusas producto de nuestros lavados.

Pero en ocasiones también pueden ser otros cuerpos extraños los que produzcan el atasco, como esa clásica moneda que nos dejamos en el bolsillo del pantalón y que sin querer introducimos junto con la prenda en la lavadora.

Una vez que nos hayamos asegurado de limpiar bien el filtro y antes de colocarlo de nuevo en su sitio, tenemos que fijarnos en el interior del conducto, donde encontraremos unas hélices que pertenecen a la bomba de desagüe.

Con la ayuda de un destornillador, intentaremos girar las hélices, que deben mostrarnos un poco de resistencia si no se encuentran afectadas por el error que estamos tratando de investigar. Si funcionan correctamente volvemos a colocar el filtro y lo dejamos todo como al principio.

¿Cómo saber si hemos encontrado la solución al problema? Fácil, podemos añadir una cantidad razonable de agua en el tambor de la lavadora y, a continuación, usar el programa de centrifugado o desagüe, teniendo en cuenta que este último no está disponible en todos los equipos.

En el caso de que el fallo persista, podemos decir abiertamente que nos encontramos ante una avería en alguna de las piezas. Aunque vamos a requerir de la presencia de un técnico que se encargue de verificar el punto exacto del que proviene el problema, algunas de las piezas que podrían verse implicadas en la avería podrían ser la propia bomba o la electroválvula.

¿Por qué motivo la lavadora no centrifuga ni desagua?

Hemos tratado los puntos que más suelen provocar el hecho de que la lavadora no desagüe, pero también hay usuarios que se encuentran con que previo a este error la lavadora ni siquiera centrifuga.

También es probable que te encuentres un problema bastante común, la lavadora hace mucho ruido al centrifugar y hace mucho ruido. Sabrás que el centrifugado es esa parte del ciclo de lavado en la que nuestra lavadora empieza a girar a gran velocidad para separar la humedad de nuestra ropa. Es, por lo tanto, una de las fases más importantes del programa.

Un problema que nos hemos encontrado en muchas ocasiones es que hay usuarios que usan más detergente del que deben para sus lavados. ¿En qué deriva esto? Pues en que se produce un exceso de espuma en el interior del electrodoméstico y es la misma lavadora la que aborta el programa por la imposibilidad de seguir ejerciendo sus funciones correctamente.

El consejo que damos siempre en este sentido es que hay que fijarse bien en las instrucciones que nos facilitan los propios fabricantes de los productos. Ellos nos van a indicar cuales son las cantidades ideales según la carga de ropa que introduzcamos, evitando errores de este tipo que nos pueden acabar costando caros.

Otro error, bastante más básico pero que puede darse también, es que la puerta de la lavadora no se haya cerrado por completo. Hay equipos que pueden iniciar el lavado con este problema, pero que van a parar en seco su funcionamiento justo antes de centrifugar por el riesgo de que el agua pueda salir al exterior.

Para una comprobación más certera acerca del centrifugado en sí, deberíamos vaciar el tambor y comprobar si somos capaces de girarlo con nuestras manos, porque el problema podría derivar de las cintas o cinturones que se encargan del movimiento. Unas cintas que estén en buen estado deben oponernos resistencia a la hora de girar el tambor de la lavadora.

Si seguimos sin encontrar el problema es hora de dejarlo en manos de profesionales. Más vale una visita temprana de los técnicos que dejar pasar el problema y que otros elementos se vean afectados por nuestro desconocimiento como usuarios.

Encontrar la respuesta a por qué la lavadora no desagua puede ser tarea fácil si lo dejas en manos de los profesionales adecuados. Llama a nuestro número de teléfono para que podamos ayudarte a solucionar tu problema.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA