Congelador luz roja encendida

En pocas ocasiones solemos prestar atención a las señales que nos marcan los electrodomésticos sobre su estado pero sí que es cierto que hay algunas que resultan bastante llamativas. Una de ellas es cuando vemos que en el congelador luz roja encendida.

¿A qué se debe esta señal lumínica? ¿Estamos ante una avería de la que tenemos que preocuparnos? Pues vamos a dar respuesta a todas estas preguntas a lo largo de las siguientes líneas.

¿Qué significa la luz roja congelador?

Nuestro congelador, como sucede con el frigorífico, tiene una forma bastante peculiar de comunicarse con nosotros para hablarnos sobre su estado. Y es que, normalmente, lo hace a través de señales luminosas que nos hablan de cómo se encuentra en cada momento.

Como sucede con los semáforos, una luz verde siempre va a ser sintomática de buena marcha, pero cuando nos encontramos con la luz roja encendida es que algo pasa, y debemos tratar de averiguar de qué se trata.

congelador luz roja encendida

La luz roja, como no podía ser de otra manera, indica una alarma en nuestro congelador, porque algo no funciona correctamente y está afectando al rendimiento de nuestro electrodoméstico.

Esta especie de alarma, dependiendo de la marca y del modelo, se puede mostrar de diferentes formas. Hay equipos en los que se aprecia directamente en un panel, pero en otros algo más antiguos, simplemente puede encenderse un piloto con ese color tan indicativo.

También hay congeladores, que además de una luz de color rojo o incluso en sustitución de ésta, pueden emitir señales acústicas tales como un pitido agudo, a modo de señal de emergencia para que logremos percatarnos de que hay un fallo en el equipo.

En cualquiera de los casos anteriormente descritos, y aplicables también para cuando en vez del congelador es la nevera la afectada, lo que nos quiere decir nuestro electrodoméstico es que no está logrando alcanzar la temperatura adecuada para su correcto funcionamiento.

Ya sabemos que en los frigoríficos podemos jugar a variarla y puede que en determinadas ocasiones pidamos incluso más frío del necesario, pero normalmente los congeladores vienen con una temperatura prestablecida que los usuarios no modifican a lo largo de su vida útil.

¿Qué queremos decir con esto último? En este caso, si el propio congelador nos está diciendo que no es capaz de generar ese enfriamiento en su interior, los alimentos que albergamos dentro de él corren peligro de descongelarse y debemos temer por su estado.

Cómo solucionar luz roja congelador

Sabiendo ya ante qué clase de problema nos encontramos, algo que igualmente podemos tratar de verificar ayudándonos del propio manual de instrucciones del electrodoméstico, nuestro siguiente paso lógico es tratar de ponerle solución al mismo.

Nosotros siempre recomendamos que para este tipo de casos y para asegurarnos de que verdaderamente estamos solventando el fallo, la mejor opción posible es contactar con el servicio técnico y que sean profesionales los que se encarguen de todo.

Sin embargo y antes de optar por esta acertada vía, hay ciertas cosas que podemos tratar de comprobar antes, porque en muchas ocasiones puede que no nos encontremos ni siquiera ante una avería, sino ante pequeños errores fácilmente corregibles que puedan haber motivado la situación.

Comprobar si el equipo está sobrecargado

Por ello, una de las primeras cosas que podemos tratar de observar, es si hemos sobrecargado el congelador de alimentos. Todos los congeladores tienen una capacidad que, de superarse, puede afectar al rendimiento del equipo.

Si sobrepasamos esa capacidad, es totalmente comprensible que al electrodoméstico le cueste alcanzar la temperatura y que genere esa pequeña señal de alarma para avisarnos. Si tenemos dudas razonables porque hay muchos alimentos, pero no sabemos si lo suficientes como para sobrecargar el equipo, podemos probar a sacar algunos y esperar durante unas horas, para ver si la luz desaparece.

Observar el estado de la junta de goma de la puerta

Si tu congelador tiene varios años de uso, sabrás que hay una serie de tareas de mantenimiento que hay que llevar a cabo para que su rendimiento no se vea afectado con el paso del tiempo.

Uno de los elementos que más hay que tratar de cuidar es la junta de goma de la puerta. Se trata de una pieza esencial, porque es la encargada de cerrar herméticamente el equipo y que el frío que se genera en el interior se mantenga y sea constante.

Si esta junta está deteriorada, ya sea por suciedad o por algún daño que pueda haber sufrido, puede que el congelador no se esté cerrando bien y que por tanto tengamos una fuga permanente de ese microclima que tenemos en el congelador. En el caso de que efectivamente observemos problemas en esta dirección, tendremos que optar por el cambio de la junta de goma por otra nueva.

Verificar que la instalación del equipo se ha realizado correctamente

Puede que en tu caso tu equipo sea totalmente nuevo y que hayas observado la luz roja prácticamente desde el primer momento en que te lo han instalado. Así que aquí hay una serie de cosas que debes tener en cuenta.

En primer lugar, tienes que saber que es normal que tengan que pasar unas 12 horas aproximadamente desde que el equipo arranque para que alcance la temperatura con la que va a estar trabajando.

En el caso de los electrodomésticos integrados, que tienen una instalación bastante específica y particular en cada caso concreto, debes comprobar que la puerta cierre sin ningún tipo de obstáculo y que el propio equipo se encuentre nivelado con respecto a su posición, porque de lo contrario esto podría estar afectando en su rendimiento.

También en referencia a la instalación, es importante constatar que el congelador no tiene problemas para ventilarse por su ubicación, porque una mala colocación en este sentido puede hacer que el equipo se resienta y lo muestre directamente con problemas como el que estamos tratando.

Otro detalle al que podemos echar un vistazo y que suele ser bastante desconocido para el usuario es la placa de especificaciones de nuestro equipo, en la que debemos encontrar una categoría para el clima.

⚠️ ¿Qué hacer si el congelador no frost hace hielo? Congelador no frost hace hielo 👈

Y es que, aunque sucede muy pocas veces, puede ser que estemos ante un ambiente que impida de manera sistemática que el congelador pueda realizar sus funciones con normalidad. En otras palabras, que no sea un electrodoméstico válido para el lugar en el que estamos establecidos.

Reparar luz roja congelador

Si todavía sigues sin encontrar el problema que tiene tu electrodoméstico es que, desgraciadamente, estamos ante una avería un poco más profunda que va a requerir de la presencia de técnicos experimentados en este tipo de situaciones.

Nuestra empresa lleva años dedicándose a reparar congelador luz roja encendida, independientemente de la marca, así que puedes llamarnos sin necesitas una reparación rápida, efectiva y al mejor precio. Estamos a tu entera disposición.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA