¿Cómo limpiar la lavadora por dentro?

La lavadora es uno de los electrodomésticos más importantes dentro de un hogar. Gracias a ella, podemos contar con ropa limpia prácticamente a diario y vestir siempre las prendas que más nos gustan, impolutas y con un olor agradable gracias también a los productos que utilizamos. Sin embargo, para contar con nuestra lavadora a pleno rendimiento, es fundamental realizar un mantenimiento periódico y completo. Dentro de esta tarea tiene una gran relevancia el hecho de llevar al día una limpieza estricta y a conciencia.

Por ello, la pregunta es clara: ¿cómo podemos limpiar la lavadora por nuestra cuenta? Existen diversas alternativas a las que recurrir, desde los productos que han desarrollado las grandes marcas hasta los métodos más tradicionales.

cómo limpiar lavadora

En cualquier supermercado podemos ver cómo las grandes marcas han creado productos específicos para la limpieza de este electrodoméstico, una elección recomendable, pero lo cierto es que también hay otras opciones caseras totalmente útiles.

Este tipo de métodos tradicionales suele ofrecer un resultado a la altura o incluso superior, por lo que conviene aprender a llevarlos a cabo. Una buena ejecución será clave para mantener nuestra lavadora limpia, en buen estado, y que siga cumpliendo con su cometido sin ningún tipo de problema.

Limpiar lavadora con vinagre por dentro

Aquellas personas que no han prestado mucha atención durante su vida a las tareas diarias del hogar pueden llegar a pensar que una lavadora no necesita limpieza.

Incluso que la propia actividad del electrodoméstico sirve como limpieza automática, ya que emplea productos como detergentes o suavizantes. Pero la realidad es bien distinta: al lavar nuestra ropa, suelen quedar restos de suciedad, bacterias o gérmenes dentro del tambor u otros componentes que conviene eliminar con cierta regularidad.

Además, la humedad que se produce tras cada lavado puede también causar problemas graves a medio o largo plazo si no se realiza un mantenimiento periódico. Por tanto, limpiar la lavadora es una tarea imprescindible para desinfectar y eliminar cualquier mal olor, dos factores primordiales para que nuestra ropa siga saliendo limpia y con un aroma fresco y agradable. ¿Cómo conseguirlo sin recurrir a un producto químico de supermercado y, además, ahorrar dinero?

La respuesta es utilizar vinagre, una solución casera de gran efectividad. Es también recomendable realizar una sesión de limpieza de la lavadora cada tres meses. De esta forma, adquirimos un hábito que nos ayudará a mantener el electrodoméstico con buena salud y ofreciendo siempre su mejor rendimiento para lavar nuestra ropa.

⚠️ ¿Qué hacer si el aire acondicionado huele mal? ¿Por qué el aire acondicionado huele mal? 👈

¿Cómo limpiar la goma de la lavadora?

La goma de una lavadora es la parte en la que más suciedad puede acumularse. Hablamos de residuos que se endurecen provocando atascos, también de moho producto de la humedad o la presencia de bacterias no deseables. Ante ello, el vinagre es una solución ideal debido a sus propiedades, que le convierten en un producto desinfectante y desincrustante perfecto. Para prepararlo tan solo será necesario calentar agua y mezclarla con el vinagre en un recipiente.

Después, mojamos en ese barreño un trapo y frotamos la goma a conciencia hasta que desaparezca cualquier rastro de suciedad.

Es importante extraer la goma de la lavadora sin sacarla del todo para no provocar ninguna avería. Además, una vez que hayamos finalizado la limpieza con el paño mojado en vinagre, el siguiente paso será proceder a secar la goma con un trapo seco o incluso con servilletas absorbentes de papel. De esta forma, eliminaremos la humedad y haremos desaparecer cualquier resto o residuo que haya podido quedar.

Después de la goma, conviene seguir con la limpieza por otras partes importantes de la lavadora como el filtro, donde suelen terminar restos como polvo, pelusas o incluso pelos de nuestras mascotas. Para ello, con la lavadora apagada se debe extraer el filtro y sumergirlo en el recipiente con agua y vinagre durante unas horas.

Esto hará que se disuelva toda la suciedad interior de este componente. Mientras tanto, podemos limpiar otros elementos como las cubetas o el tambor, o incluso el exterior. Por último, volveremos a colocar el filtro en su lugar, llenaremos una de las cubetas con detergente y activaremos la lavadora con un programa corto de autolavado.

Cuando termine, dejaremos abierta la compuerta para que se seque y evitar la humedad. Con ello, habremos terminado la sesión de limpieza de este fundamental electrodoméstico.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA