Campana extractora no aspira

Una campana extractora que no aspira ocasiona un trastorno muy grande en nuestro hogar. Que este electrodoméstico funcione correctamente es fundamental a la hora de guisar, para evitar que nuestra cocina se llene de humo, vapor, grasa y olores intensos que impregnen nuestras paredes y techos, y además se repartan por toda nuestra vivienda.

Antes de adquirir este aparato es recomendable valorar qué opción de todas las que hay en el mercado es la más adecuada para nuestra cocina y nuestras necesidades. Sopesar el tamaño, la forma y la potencia de extracción que más se ajuste a nuestro estilo de vida y nuestros requerimientos, y prestar atención a algunos detalles en la planificación y ejecución a la hora de instalarla, eliminará potenciales problemas y futuras decepciones.

En muchas ocasiones, un correcto mantenimiento de nuestra campana extractora puede evitar que sufra algunas de las averías más habituales. No obstante, como sucede con todos los electrodomésticos que tienen un uso frecuente y continuado, existe la posibilidad de que en algún momento se dañe y requiera una reparación.

campana extractora no aspira

¿Por qué mi campana no extrae el humo?

Detectar el origen de la avería es el primer paso para poder darle una solución. Puedes intentar averiguar qué le sucede a tu campana extractora o pedir ayuda a un servicio técnico experimentado y de calidad que lo resolverá de forma rápida, segura y eficaz.

Veamos cuáles son las cuatro causas más frecuentes responsables de que nuestra campana extractora no extraiga el humo.

Instalación incorrecta de la campana

Si detectas que tu campana extractora no aspira bien los humos y vapores cuando te pones a cocinar, es posible que se haya instalado de forma incorrecta. En ocasiones, este problema se debe a que no se han seguido las directrices que marca el fabricante de acuerdo con el modelo del dispositivo.

Cuando funciona, la campana extractora succiona el aire que le rodea por la parte frontal, si no se ha instalado una rejilla de ventilación que dé al exterior, se puede producir vacío y funcionar de forma inadecuada.

También hay que mantener la distancia óptima que se recomienda entre la campana y la placa de cocción, que si es eléctrica debe ser de mínimo 50 cm, si es de inducción o radiante 55 cm y si es de gas, de 65 cm.

En ocasiones nos surge el problema de que entran olores procedentes de otras cocinas anexas a nuestras viviendas. Para solucionar este asunto, se puede equipar la campana extractora de una válvula anti-retorno en la salida del equipo que lo mantiene cerrado cuando no se utiliza.

Problema con el motor de succión

La peor avería que puede presentar nuestra campana extractora es una relacionada con el motor de succión, que es el que permite aspirar el aire de la cocina. Si con el uso y la falta de mantenimiento se ha oxidado o se ha acumulado grasa en él, es posible que no gire correctamente.

Puedes atreverte a desmontarlo para limpiarlo e intentar que vuelva a funcionar. Si aun así no marcha adecuadamente, la única solución será reemplazarlo por uno nuevo.

Bloqueo de la turbina o salida del aire

En ocasiones, determinados elementos internos de nuestra campana extractora pueden verse obstruidos o bloqueados por fragmentos de piezas que se hayan ido descomponiendo con el paso del tiempo.

Podemos acceder a ellos e intentar retirar los pedazos que causan la obstrucción y sustituir las piezas deterioradas. En este tipo de reparaciones que, aunque no sean muy complejas son bastante inaccesibles, es recomendable la asistencia de un profesional experimentado.

⚠️ ¿El lavavajillas no calienta correctamente? Lavavajillas no calienta el agua 👈

Filtros sucios u obstruidos

Es evidente que la campana extractora es un electrodoméstico con tendencia a ensuciarse de grasa por la función que desempeña y por su cercanía al lugar donde se cocina.

Es importante mantenerla siempre limpia para asegurar su correcto funcionamiento. Una rutina interesante es lavar la superficie externa del dispositivo después de cada uso, cuando ya está fría.

Una de las causas que explican por qué la campana no aspira bien, puede ser que tenga los filtros sucios u obstruidos.

Para limpiar los filtros, debemos desmontarlos y si tenemos lavavajillas, podemos lavarlos en un programa delicado para obtener un resultado extraordinario. La estructura debe limpiarse con un producto anti grasa y una bayeta, teniendo cuidado de no mojar el motor.

Si la campana extractora tiene filtros de carbón es necesario sustituirlos cada tres meses.

Estas son las cuatro causas principales por las que nuestra campana extractora no aspira adecuadamente mientras cocinamos. Ante cualquier indicio de avería, no dudes en contactar con nuestro servicio técnico de reparación de campanas extractoras, que cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector. Obtendrás la atención más profesional del mercado y una reparación rápida con todas las garantías.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA