¿Por qué el aire acondicionado no enfría?

Llega el verano, las altas temperaturas y los equipos de aire acondicionado se convierten en nuestra salvación para poder soportar los calores propios de esta estación. Después de todo el año sin funcionar, en ocasiones nos encontramos con la inesperada sorpresa de que nuestro aire acondicionado no enfría.

El principal motivo que se nos ocurre es que se ha descargado el gas, pero son muchas las causas por las que el aire acondicionado no enfría. Será labor de un servicio técnico especializado descubrir el origen de la incidencia y solventarla de forma más o menos sencilla, dependiendo de la magnitud de la avería.

Una revisión a tiempo, un mantenimiento adecuado a lo largo del año y una limpieza frecuente de los elementos lavables del equipo, previenen posibles daños en los dispositivos de climatización. Esto evitará que se produzcan averías de mayor envergadura y controlaremos mejor el gasto energético para que no aumente la factura del suministro eléctrico mensual más de lo necesario.

aire acondicionado no enfría

¿Por qué el aire acondicionado no enfría o enfría poco?

Hay muchos motivos que explican por qué no enfría nuestro aparato de aire acondicionado. En pocas ocasiones será posible que podamos arreglarlo por nuestra cuenta sin ayuda de profesionales especializados, no obstante, conocer el origen del desperfecto nos dará una idea aproximada del alcance de la reparación y del importe que puede suponer.

Carga de gas

El único motivo que justifica que nuestro aparato necesite una recarga de gas es que se haya producido una fuga en las unidades exterior, interior o en un tramo de la instalación. Esto puede deberse a un problema en el montaje, al desgaste de algún componente, a la rotura de una tubería o conexión por los roces o vibraciones que soportan, etc.

Podemos intuir esta avería si además de detectar que el aparato no enfría, vemos que se ha congelado la unidad interior, la tubería de cobre de la unidad exterior o que gotea agua dentro de nuestra casa. Un técnico especialista lo confirmará mediante un manómetro que le indique la presión interior a la que está la cámara frigorífica del equipo.

Tras localizar el punto de fuga, se procederá a repararlo de forma que no vuelva a escaparse, y se recargará con el gas necesario que, para mantenimiento y revisión nunca podrá ser gas R22 regenerado o reciclado.

Filtros sucios

Una de las causas más frecuentes por las que nuestro aire acondicionado no enfría es porque los filtros de aire de la unidad interior están muy sucios. Mantener estos elementos limpios es fundamental para asegurar el correcto funcionamiento del equipo ya que cuando se ve obstruido el paso del aire dentro de los conductos, se produce una bajada en la presión del gas que puede comprometer la integridad de otros elementos como el evaporador o el termostato.

Limpiar los filtros eliminando las partículas de polvo y contaminantes nos asegura un aire puro, sano y libre de olores indeseables. También ayuda a reducir el consumo al no forzar la máquina a realizar un esfuerzo extra cada vez que está en funcionamiento.

La limpieza es muy sencilla: lavarlos con agua caliente y jabón neutro, y dejarlos secar muy bien.

Condensadores de arranque

Estos elementos localizados en la unidad exterior son los responsables de proporcionar la energía necesaria para que se accionen el compresor y los ventiladores externo e interno.

Si cualquiera de ellos no funciona con normalidad, el ventilador no gira o el condensador no marcha, es que existe una avería que hay que resolver. Pueden fallar uno o los dos condensadores simultáneamente.

La solución a esta avería consiste en sustituir el condensador de arranque estropeado por otro de igual capacidad y voltaje. En los modelos modernos con tecnología inverter, los condensadores están incluidos en las placas electrónicas y es imposible separarlos, por lo que se tendrá que cambiar toda la placa para resolver la incidencia. Merece la pena comprobar que no hay suciedad obstruyendo el flujo del aire y que existe un amplio espacio para que este componente realice su función.

Configuración del termostato

En ocasiones el equipo de aire acondicionado enfría perfectamente, pero no sabemos configurar bien el modo de funcionamiento con el mando a distancia con el que se controla. Es frecuente que conectemos el aparato y enfríe levemente al inicio para pasar a salir solo aire templado.

Podemos resetear el mando para que regrese al ajuste que trae de fábrica, después habrá que seleccionar el modo frío (cool) que suele estar representado con un copo de nieve. La opción deshumidificador suele ser una gota de agua. Hay que tener en cuenta que desde que se configura en el mando la función hasta que se siente que el equipo enfría, pueden pasar unos minutos. Debemos ser pacientes y esperar un tiempo prudencial antes de manipular el control remoto de nuevo.

⚠️ ¿El aire acondicionado hace mal olor? Aire acondicionado huele mal al encenderlo 👈

Problemas del compresor

Una avería en el compresor es la incidencia más temida por todos los usuarios por el alto coste de reparación que suele suponer. Este componente hace fluir el aire entre el evaporador y el condensador y cuando se estropea es imposible que el aparato enfríe. La causa puede estar en un ventilador exterior obstruido, por eso es tan importante realizar bien las tareas de limpieza y mantenimiento.

Esta incidencia solo puede resolverse sustituyendo el compresor por uno nuevo de manos de un profesional especializado.

Dejar un comentario

Call Now ButtonLLAMAR AHORA