¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

En el día a día de un hogar, sobre todo en lo que se refiere a la economía familiar, existe una pregunta común a final de mes: ¿cómo ahorrar en la factura de la luz? Hablamos de uno de los gastos de mayor peso dentro de una vivienda en la que, de forma continua, se hace uso de electrodomésticos como una televisión, el aire acondicionado, un frigorífico o una placa vitrocerámica, entre muchos otros elementos.

Esta rutina conlleva un consumo energético que se traduce en un gasto económico con la llegada de cada factura, un momento que solemos recibir con cierto rechazo. Sin embargo, existen ciertos hábitos y consejos que podemos aplicar en nuestra rutina diaria para reducir el consumo energético mensual.

Dado que normalmente, la factura de la luz no suele traer buenas noticias, vamos a detallar a continuación varias recomendaciones para ahorrar dinero en la factura de la luz.

¿Cómo ahorrar energía en casa?

Para ahorrar energía en casa y reducir también el gasto económico, hay varias costumbres que podemos cambiar en nuestro día a día. Por ejemplo, tratar de no dejar encendida ninguna regleta de enchufes cuando no estamos en casa, desenchufar de la pared aquellos dispositivos, electrodomésticos o conectores que sigan consumiendo pese a estar detenidos… Debemos detectar ese consumo pasivo que nos supone un aumento considerable en la factura y buscar las maneras de frenarlo.

ahorro factura luz

Del mismo modo, también es conveniente dedicar tiempo a estudiar nuestra factura de la luz. Es decir, entender qué hemos consumido cada mes, sacar una media aproximada del consumo que necesitamos y, en consecuencia, ajustar la potencia contratada. De esto hablaremos más adelante también, pero lo cierto es que muchas personas desconocen que pueden modificar este parámetro para no pagar por energía que no utilizan.

En definitiva, para ahorrar energía en casa es necesaria cierta implicación por parte de los habitantes de un hogar para averiguar dónde están esos focos de gasto, esos puntos débiles. De esta manera, si podemos adquirir hábitos y cambios en nuestra forma de gestionar la energía, conseguiremos con éxito también ahorrar a final de mes en la factura de la luz.

Principales medidas de ahorro energético

Como hemos comentado con anterioridad, hay cambios concretos cuya aplicación puede darnos grandes resultados tanto a medio como a largo plazo.

En los siguientes párrafos vamos a detallar las principales medidas de ahorro energético y comprobaremos que las propias personas que desarrollan su vida en la vivienda pueden jugar un papel fundamental a la hora de disminuir el consumo energético.

Simplemente con adquirir ciertas costumbres como, por ejemplo, apagar cada piloto encendido de nuestros electrodomésticos antes de salir de casa podemos marcar un punto de inflexión.

Es un hábito tan simple como desconectar de la luz cualquier aparato que no estemos utilizando, o también analizar desde una perspectiva más amplia cómo está equipado nuestro hogar: si contamos con bombillas de bajo consumo o si nuestros electrodomésticos son eficientes, entre otros aspectos.

¿Quieres saber cómo ahorrar en la factura de la luz? En ese caso, lee con atención los siguientes puntos donde te damos consejos de gran utilidad para conseguir tu objetivo.

Ajustar la potencia contratada

Para empezar, la primera medida que debemos adoptar es ajustar la potencia contratada. ¿Por qué? Porque es muy posible que no se ajuste a lo que realmente necesitamos.

En este punto, debemos averiguar cuál es nuestro consumo habitual cada mes y, en consecuencia, conocer la potencia que necesitamos. Si vemos que la que tenemos contratada es superior, significa que estaremos pagando de más puesto que la potencia necesaria será menor.

Eficiencia energética de los electrodomésticos

Otro aspecto clave es la eficiencia energética de nuestros electrodomésticos. Si contamos con equipos del hogar antiguos o poco eficientes, esto se traducirá directamente en más consumo energético y un mayor gasto en la factura.

Para poner solución a este problema, lo ideal es apostar por electrodomésticos con calificación A++ o A+++, fijándonos en su correspondiente etiqueta. De esta forma, nuestros electrodomésticos ofrecerán un gasto reducido y unas prestaciones mayores.

También te puede interesar: ¿Qué es un certificado de eficiencia energética?

Mejores tarifas para ahorrar en la factura de la luz

Durante los últimos años ha ganado protagonismo el concepto de “discriminiación horaria”. ¿Qué significa? Es un tipo de tarifa en la que se impone un precio distinto para el consumo en kilovatios hora dependiendo del momento del día.

Es un aspecto interesante si deseamos ahorrar económicamente, puesto que podemos aprovechar esos tramos de tiempo en los que el consumo es más barato. Hoy en día existen diversas compañías que ofrecen esta modalidad de tarifa.

Entre ellas podemos destacar Iberdrola, que cuenta con posibilidades como el Plan Noche, que establece un precio reducido en invierno desde las 22:00 horas hasta las 12:00 del día siguiente, y en verano desde las 23:00 hasta las 13:00.

Conociendo estos parámetros, podemos adaptar ciertos hábitos como poner la lavadora o la secadora exclusivamente por la mañana. El consumo energético será el mismo pero reduciremos el gasto económico prácticamente en un 50%.

Evitar el consumo silencioso (stand-by)

El concepto “stand by”, conocido como consumo silencioso, se produce cuando un electrodoméstico está conectado a la corriente de forma continua y produce un consumo energético considerable aunque no lo estemos utilizando.

La tele apagada con el piloto rojo encendido, el cargador del móvil siempre enchufado, el router wifi encendido sin estar en casa… Utilizar temporizadores o regletas con interruptor será una solución acertada para frenar este gasto innecesario.

Utilizar bombillas de bajo consumo

La luz juega un papel fundamental en el hogar. Constantemente estamos apagando y encendido interruptores para iluminarnos en cualquier estancia. Por ello, para ahorrar, será recomendable apostar por bombillas de bajo consumo, una alternativa que reduce el gasto con respecto a las tradicionales y que ofrecen la misma intensidad.

Hablamos de opciones ecológicas como las bombillas LED, que pueden suponer una gran diferencia en la factura mensual de la luz.

Realizar un correcto mantenimiento de tu caldera

Proteger la salud de la caldera es sinónimo de optimizar su rendimiento y evitar que, con el paso del tiempo, requiera de un mayor consumo energético para mantener su funcionalidad. Por ello, una rutina de mantenimiento ideal puede ser, una vez al año, recurrir a profesionales cualificados para evaluar el estado del equipo y ajustar todos aquellos parámetros para mantener el gasto en un nivel adecuado y prevenir futuros problemas.

Leave a Reply

Call Now ButtonLLAMAR AHORA